Quintus Dias, el centurión de la IX Legión aniquilada por los Pictos


Quintus Días es el protagonista de esta película, la mejor que he visto en los últimos meses. Un centurión de la IX Legión Romana que en el año 117 A.D. es hecho prisionero por los Pictos, en la actual Escocia (Caledonii para los romanos) y que se fuga en un momento en el que son aniquilados los 3.000 hombres de su legión. Hijo del gladiador Escipio Dias, era el segundo en el mando en Inch-Tuch-il. El Rey de los Pictos, Galacon, mandó en su busca a sus mejores hombres al mando de Ethain, una mujer con dos cojones. El cocinero asirio Tarak, el namibio corredor de maratones Makros, el griego Leónidas, el veterano hijo de puta Botox y el capullo de Dax le acompañan en su periplo en este telefilm dirigido por Neil Marshall.
El imperio romano se extendía desde el desierto de África al Mar Caspio, pero la frontera con Escocia necesitó de una muralla de piedra ordenada construir por Adriano, rendido al poder de estos hombres con el rostro pintado.