Lo que Brasil no cuenta: La extinción de los Guaraníes y su selva


Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, Survival International presenta dos nuevos cortos documentales sobre la desesperada situación que atraviesan los indígenas guaraníes de Brasil.
El vídeo “Hay que ser valiente” refleja la determinación de los guaraníes a recuperar sus tierras, que les han sido arrebatadas para dar paso a haciendas ganaderas y a plantaciones de soja y caña de azúcar.
En la película “Los pistoleros”, los guaraníes expresan su ira y su temor ante los pistoleros a sueldo que contratan los terratenientes que se han apoderado de sus tierras y que les disparan.
En palabras de una mujer guaraní: “Imagina las balas de los pistoleros volando por todas partes… por la noche podrían alcanzar a un niño, a una mujer, a cualquiera”.

Muchos guaraníes, entre ellos el líder Marcos Veron, reconocido a nivel internacional, fueron asesinados tras regresar a sus tierras ancestrales.
Miles de guaraníes viven ahora en condiciones miserables en campamentos improvisados en la cuneta de carreteras principales, o en reservas superpobladas. El mes pasado, Deborah Duprat, la Fiscal General Adjunta de Brasil, describió una de ellas, la reserva de Dourados, como “posiblemente la mayor tragedia que afecta a un pueblo indígena en todo el mundo”.

Esta semana, el ganador del Premio Nobel Alternativo, el obispo Erwin Kräutler, describió la situación de los guaraníes como “un genocidio cruel” que el Gobierno está ignorando a pesar de que está sucediendo “ante sus ojos”.
El portavoz guaraní Anastácio Peralta se encuentra en estos momentos en Europa para denunciar la crítica situación. Según ha declarado: “Nos han robado nuestras tierras, han destruido la naturaleza, han contaminado nuestros ríos, han manchado nuestra tierra con la sangre de mi pueblo. Pero no han conseguido destruir nuestra lengua, nuestras plegarias, nuestra cultura, nuestra historia ni nuestra resistencia”.
Por su parte, fuentes internas a Survival manifestaron: “En este Día de los Derechos Humanos hay guaraníes que viven sin acceso a agua potable en chozas de lona al borde de autopistas. Hay otros atrapados con poca comida en medio de miles y miles de kilómetros de campos de caña de azúcar. Las autoridades brasileñas deben asegurar el futuro de los guaraníes garantizando su derecho fundamental a vivir en sus territorios ancestrales”.

A comienzos de este año, Survival International envió un informe a Naciones Unidas denunciando la violencia, los suicidios, la desnutrición y otras amenazas a las que se enfrentan los guaraníes.