Hace 30 años y los jóvenes no saben ya quién era Lennon

Me sorprendió ver en un informativo a jóvenes españoles responder sin inmutarse que no sabían quién era ese Lennon sobre el que le preguntaban y que había muerto de cuatro disparos hace 30 años. Aquel que proclamó que era mas famoso que Jesucristo, al pasar el tiempo se ha visto que no ha sobrevivido ni al virtuosismo romántico de photoshop que Yoko Ono difundió por doquier, como bien resumió Diego A. Manrique en su definición de "ángel y demonio" que hizo del mito.
Una joven que trabajó día y noche con John y Yoko acabó convirtiéndose en compañera sentimental de Lennon por deseo expreso de la Ono. May Pang realizó interesantísimas instantáneas de aquel fructífero periodo que ha visto la luz en formato libro recientemente. En esa época Lennon, libre de la atadura de Yoko -la causa del fin de los Beatles-, colaboró con sus mejores amigos (Bowie y Elton).

La prueba forense mas cara de la historia es la firma de Lennon en un ejemplar del "Double Fantasy" que a las puertas del edificio Dakota fue firmado por John. Mark David Chapman, friki amante del ídolo, acabó con su vida de cinco disparos. Nadie hizo caso a sus advertencias sobre la falta de seguridad que le rodeaba. El portal de su casa se abría de un simple golpe y todos en Nueva York sabían donde vivía.
Prueba forense del asesinato
Su ruptura