Bailando con lobos


MARCOS RODRÍGUEZ PANTOJA vivió 12 años como un niño salvaje sin contacto con la civilización, solo con la compañía de los animales, y retornó a la civilización a los 19 años cuando yo nací. El director GERARDO OLIVARES hizo la película que cuenta su vida ENTRE LOBOS, basado en la extraordinaria historia de esta persona que nada tiene que ver con la tonadillera corrupta. Nacido en la parte cordobesa de Sierra Morena en el año 1946, tenía 7 años cuando fue entregado, por su padre, a un cabrero para cuidar el rebaño en lo que hoy forma parte del Parque Natural de la Sierra de Cardeña y Montoro. Al poco tiempo el cabrero murió y Marcos se quedó solo y completamente aislado. Entre los 7 y los 19 años -de 1953 a 1965- no tuvo contacto con humanos, vivió junto a una manada de lobos y sus amigos eran un hurón y una jineta.