La retranca del salmantino Rodrigo Cortés


Muchos españolitos creen todavía que "Enterrado" es de Scorsese u otro director yanqui. ¡ Pues no !. Es del salmantino Rodrigo Cortés, famoso por sus cortometrajes con retranca, como aquel en el que relataba los 100 metros lisos en la plaza de Callao o éste criticando una aspiradora de Media Mark, ya sabéis, ese hipermierdacado cuya publicidad es "No soy tonto". Tanto es así que hay quien dice: "Papi, me voy al no soy tonto a comprarme unos cedeses".
Pero el colmo de la retranca galega es este falso documental de un tipo que devolvía las cosas que compraba de la teletienda a los 15 días legales "por no sentirse satisfecho". Genial.
En "Buried" la genialidad ha sido no aburrir con 90 minutos de un hombre en una caja. ¿Cómo lo hace?, moviendo la cámara de varias maneras, lo mas originales posibles, con el mérito de no utilizar ni un solo efecto especial ni computerizado. El guión es la otra gran baza. Él asegura que los claustrofobicos dejarán de serlo al ver esta peli. Por cierto, se le ve con gran soltura hablando inglés en las ruedas de prensa, una clave segura para introducirse en el mercado holliwoodiense. Amenábar ya tiene competidor.