La Biblia en el cine


En las dos últimas películas que he visto la Biblia cobra especial relevancia, siendo "El libro de Eli" nada menos que las Sagradas Escrituras en un mundo Apocalíptico tan de moda en el séptimo arte de la mano de los agoreros del Cambio Climático y de las catástrofes económicas.
La otra película de Alejandro González Iñárritu, el aclamado director de Amores Perros, Babel y Biutiful, cuyo trabajo cuenta con más de 10 nominaciones al Óscar. Pues en esta película el papel de Benicio del Toro es el de un delincuente que en un momento de su vida se obsesiona con Dios y la Biblia para buscar un sentido a su vida, y practica una forma de vida, a su juicio, justa, si bien choca con la vida real, como en la escena en la que obliga a su hija pequeña a poner la otra mejilla cuando su hermanito le pega.
Dicen que el peso de una persona al morir pierde 21 gramos de peso corporal. A lo mejor es eso lo que pesa el espíritu


He aquí lo que decía Densel Washington (ELI): "Teníamos todo lo que necesitabamos. No sabíamos lo que era valioso y lo que no. Tirábamos cosas por las que hoy se matarían... Te damos las gracias por una cama caliente y un techo que nos cobije en noches frías. Te damos las gracias por el regalo de tener compañía en estos tiempos difíciles. AMÉN".
Esta es la precuela del Libro de Eli, pero en comic.