Perseverancia

Observo con tristeza como centenares de jóvenes españoles con master, varios idiomas e incluso mas de una carrera universitaria, tienen que buscarse la vida como malamente pueden en trabajos que nada tienen que ver con lo que han estado estudiando durante tantos años. Al mismo tiempo observo con preocupación cómo decenas de directivos de empresas, de políticos, de presidentes de cajas, de consejeros autonómicos, de profesionales con altos sueldos se encuentran mandando este país en crisis. Son un gran tapón que nadie desatasca, que nos lastra y que nos llevará a la ruina. Cuando alguien caiga en la cuenta del capitalazo humano que tenemos malgastando su tiempo como estatuas de sal mientras otros se hinchan la panza despilfarrando el dinero de todos, en ese momento no habrá crisis que valga, porque ningún país tiene lo que posee el nuestro: perseverancia.