El que tocaba con los dientes

Llevó el blues del lodazal del Delta del Misisipi a Venus, con ruido, salvajismo y fiereza. Comenzó como acompañamiento con los Isley Brothers, quienes le animaban a dar caña con su guitarra al "Midnight Hour" hasta que se desmelenó demasiado y le dijeron que mejor bailase con sus zapatos de tacón y tupé y se dejase de feed back. Cabreado se fue a Greenwich Village, donde estaba la pomada, formando el grupo Jimmy James & the Flames, cuando Chas Chandler les escuchó y flipó en colores. El 25 de noviembre de 1967 actuó como Experience en un concierto mítico en Blackpool tras el que Beatles y Stones vieron que alguien estaba por encima de ellos a miles de años de distancia, como el ingeniero de sonido Eddie Kramer recuerda. Noel Redding en el bajo era la parte rockera y Mit Mitchel a la batería la parte jazzística.
Uno de sus temas estelares es "Machine Gun", un blues sureño alejado del blues de Chicago. Si podéis escuchad la versión del Filmore que dio. Empleó cuatro pedales: Fuzz, Wah Wah, Univibe y Octavia. Nadie había hecho algo parecido hasta entonces. Hoy en día The Edge emplea un sin número de pedales y ordenadores para sacar un sonido espeluznante de un acorde infantil de mierda.
Su versión del himno americano "Star Spangle" es la mayor crítica social en un tema rock. Pudo escucharse en el cierre de Woodstock, y fue muy criticado por ello, los hippies porque creían que se había vendido al stablishment, y la gente corriente porque era poco ortodoxo, pero él recalcó que lo único que pretendía era mostrar que también el mundo del rock era patriota, no solo los que enviaban soldados a Vietnam a una guerra estúpida que se perdió con miles de muertos sin sentido alguno.
 Hubbert Sumlin, el guitarrista de Howlin Wolf, recuerda que cuando vio a Hendrix en Liverpool supo que lo iban a despedir porque lo había visto "tocar con los dientes" la guitarra, algo que nadie hasta entonces había hecho ni por asomo.