Heavy Metal Fans



El cantante de heavy Ronnie James Dio falleció este mes de un Cáncer estomacal. Su participación en los grupos Rainbow y Black Sabbath ha sido importante y crucial. No hace mucho vi un documental sobre el heavy en el que me llamó la atención un hecho: Dio se quedaba después de sus conciertos, a veces hasta altas horas de la noche, para firmar discos a todos y cada uno de los asistentes.
  Sostenía que el público era la base principal de su trabajo, no las críticas musicales, tampoco las adulaciones de la cohorte, ni del clan discográfico. Lo único importante era el joven que gastaba todo lo que tenía en ir al concierto, que tenía todos sus discos y que adoraba al grupo, lo que conocemos como el fan del grupo. En el heavy es muy acentuada la querencia hacia un grupo. El que le gusta Iron Maiden lo sigue hasta el infinito y mas allá. Que no decir de Ac/Dc, de Judast Priest, y de tantos grupos que siguen hasta la saciedad una fórmula, y que no se atreven ni en broma a salir del carril prefijado. Desde las portadas, la imaginería, las letras, los riffs, todo es inconfundible, y eso mismo es lo que personalmente mas detesto. Led Zeppelin jamás hicieron eso, nunca siguieron corriente alguna y, al contrario, cuando se iban al estudio de grabación, una de sus máximas era sorprender, como lo demuestra un Led Zeppelin III grabado en un cottage de Gales sin agua ni luz, acústico hasta la médula, que siguió a un Led Zeppelin II fiero y contundente.