Tommy Eyre, un gran pianista


El organista Tommy Eyre siempre ha sido objeto de mi admiración. Adquirí una copia de lujo de "Grace And Danger" de John Martyn y cual fue mi sorpresa al escucharle. Suena cristalino y brillante, con una base rítmica reposada y contundente, como si estuvieras paladeando cada super nota del bajista y cada toque en la caja del batería, en ocasiones Phil Collins.
Eyre lo conocí en un vinilo bastante extraño que tengo de jazz-rock de un grupo integrado por africanos y occidentales llamado Zzebra. El teclado de ese disco es alucinante, nunca había escuchado algo igual. Al parecer sus pinitos los inició en 1968 con Joe Cocker en su famoso "With a little help", y de ahí dio tumbos en varios grupos, entre ellos uno del sello Vertigo llamado Juicy Luicy, donde no querían teclista y tuvo que tocar la guitarra.
Don Airey y Jeff Woodroffe son otros dos grandes teclistas que han ido dando tumbos en varios grupos, pero que eran grandes músicos, porque estamos acostumbrados a quedarnos con los nombres de los cantantes o de los líderes de los grupos, pero pocas veces nos detenemos a pensar lo bien que suena tal o cual instrumento, y quién es la persona que lo toca. Este ha sido el caso, y espero que vosotros tengáis desde ahora más inquietud personal por mirar detrás de la carátula.
Posdata: A veces estos músicos tienen que venderse al mejor postor para ganar dinero con el que mantener a su familia, y así después de deambular Eyre creó un proyecto que se llamó "Wham!" con el que rompió todos los records, pero en este caso tampoco nadie miró detrás de la carátula, y a mí personalmente me parece lo peor que ha hecho en su