Boleskin House


Es divertido escuchar lo del quinteto de Liverpool o que Led Zeppelin hizo fiestas rituales en la parte de atrás de la Boleskin House, que Jimmy Page adquirió por su pasión hacia Crowley. Claro está que luego la vendió porque se hartó del rollo satanista que le adjudicaron, cuando su interés era puramente victoriano y propio de un multimillonario que compraba todo aquello que le apetecía.