Corea


El joven de la foto es el sucesor del dictador norcoreano Kim Jong-il, afectado de un cáncer de páncreas. Fueron tomadas hace diez años y parece ser que ahora tiene 26 años y que ya le llaman "brillante camarada". Le gusta el baloncesto, la música occidental y dibujar cómics. Su padre tiene 67 años y su abuelo murió en 1994 de un infarto. Los servicios de espionaje de medio mundo miran con mucha atención a este joven, del que la prensa japonesa ha dado cuenta de diversas fotografías tomadas mientras estudiaba en Europa.