Primero fue el Fanzine, ahora son los Blogs


Puede que ahora sea el blog la forma de hacer llegar al mundo las primeras inquietudes de uno, pero hace unos años todo se reducía a un fanzine. "El día después, fanzine paralelo a la hecatombe" (hecho por Siso Rodríguez, Lagüela Andrade, Xavier Valiño y un servidor) significó mi estreno público, hablando de The Jam, Radio Futura y Golpes Bajos -con su primer concierto en Rockola- y una entrevista a Semen-Up, el único grupo que se movía en el Lugo de principios de los 80, antes de su salto a Vigo y su conversión en algo distinto. Aquella primera entrevista coincidió con su primer concierto en el Pub Stilton, donde también pinchaba ya mis discos favoritos al final del Bachillerato y donde bailábamos todos los días hacinados en un par de metros cuadrados de pista.
Tras más de 25 años haciendo batiéndose con los artistas del pop, mi amigo Xavier Valiño ha sentido esa chispa en alguna ocasión y, después de acumular unas cuantas charlas interesantes, tuvo algún tipo de revelación divina que le llevó a decidir reunirlas en este libro. Son 50, seleccionadas por distintos motivos, aunque seguramente el principal sea que descubren algún detalle único, inesperado o revelador que las ha convertido en algo especial, al menos para él. Entre esos detalles, este libro también responde a alguna curiosidad como éstas:
¿Quién vio a Bob Dylan en ropa interior en un hotel de Miami? - ¿Qué cantante siguió durante años a Grateful Dead viajando por todo el mundo?
- ¿Quién recomienda no llevar a la novia a un concierto porque lo más seguro es que se vaya con el cantante?
- ¿Puede un acordeonista ir atado a la estaca de un carro de vacas?