No vayas a Frisco sin flores en el pelo


Scout McKenzie llevaba flores en el pelo cuando la grabó. Estuvo en un grupo llamado los Journeymen con John Phillips de The Mamas And The Papas, que fue quién la escribió pensando en el festival de Monterrey, que está cerca de San Francisco. Esta canción fue uno de los himnos hippies durante el Verano del Amor (1967) y muchos activistas pacifistas llevaban flores en el pelo como cuenta este tema. Eran los días del barrio de Haight Ashbury, donde vivieron personajes como Greateful Dead. Cuando los medios de comunicación americanos comenzaron a hablar sobre un movimiento “hippie” que estaba surgiendo en las calles de San Francisco, muchos jóvenes comenzaron a emigrar allí. Frisco fue y es una ciudad terrorífica y pintoresca. Solo tenéis que ver “Vértigo, de entre los muertos” de Hitchcock. http://www.youtube.com/watch?v=SB2tYYYlwMc